Recomendación Apostólica

9. febrero 2010

5 Comentarios

romanos

¬ Publicado por LF en El Rincón de los Libros

El Amor

7. febrero 2010

4 Comentarios

El Amor

¬ Publicado por LF en El Rincón de los Libros

Anuncio de un Poeta

4. febrero 2010

3 Comentarios

cartadeamor

Quiero mujer así:

Joven, discreta, no muy alta,

Ni flaca, ni bonita;

De todo regular.

No soy poeta.

 

Que se vista como una castellana:

Recatado el escote, falda honesta,

Y que luzca altivez de soberana.

 

Que sepa descoser el alma mía,

Volverla de revés, quitarle manchas

Y hacer mi vida clara como el día.

 

Que me perdone todas mis diabluras,

Que no acostumbre el cine los domingos

Y no quiera estudiar literatura.

 

Que sepa cocinar y hacer milagros

Con el poco dinero que me gano,

Pensando en verso y trabajando en prosa.

 

Y por cima de todo que me tenga,

Cuando me mire derrotado y triste,

Un amor parecido al de mi madre.

 

Urgente.  Pago bien:

Mi vida entera,

Mi corazón, mi fe, mis altiveces.

De contado o a plazos.

¡Como quiera!

 

Miguel Ángel Menéndez

¬ Publicado por LF en El Rincón de los Libros

Pureza

25. enero 2010

8 Comentarios

LiccyLogo
“¿Qué sucedería si nuestra alma se tornara visible de repente y hubiese de avanzar en medio de sus hermanas reunidas.  Despojada de sus velos, pero cargada de sus pensamientos más secretos.  Y arrastrando los actos más misteriosos de su vida que antes no se traslucían ni se expresaban?”  – Linck
Un corazón puro es indispensable para poder ver a Dios: “¿Quién subirá al monte de Jehová….?  y ¿quién estará en el lugar de su santidad? El limpio de manos y puro de corazón”.  “Bienaventurados los de limpio corazón porque ellos verán a Dios”.
Cinco minutos que dejemos divagar nuestra mente en pensamientos impuros.  Son cinco minutos que malgastamos en pecado y en perjuicio de nuestra mente.  Claro que no somos responsables de cualquier tipo de pensamiento que nos asalte.  Pero sí lo somos si lo albergamos.  Y Cristo lo enseñó de una manera clara, que a la vista de Dios un pensamiento impuro equivale a un acto impuro.
Mejor será que “cautivemos todo intento a la obediencia de Cristo” y que no vivamos engañados.  Que los demás no puedan ver dentro de nuestra alma no nos absuelve.  “Yo os ruego que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma” -pedía el apóstol Pedro.  Y Pablo amonestaba a Timoteo: “Consérvate en limpieza”.
Si quieres ver a Dios y salvar tu alma, no te descuides.  Gobierna tus pensamientos y tus acciones y rechaza todo pensamiento contrario a la pureza. Que este sea nuestro anhelo “Ser hoy mejor que ayer. Mañana mejor que hoy.  Este es el gran objeto de la vida”.

¬ Publicado por LF en El Rincón de los Libros

Algo acerca del Amor.

24. enero 2010

12 Comentarios

LiccyLogo

El primer y grande mandamiento y por lo tanto nuestro primer deber es amar a Dios con todo el corazón, con todas las fuerzas y con todo el entendimiento.  El segundo deber, amar al prójimo como a nosotros mismos.
A todos nos gusta que nos amen, hasta a Cristo, quien dijo de María Magdalena: “Sus muchos pecados le son perdonados porque amó mucho”.  Ella logró su justificación por el gran amor que sintió por el Hijo de Dios.  ¡Qué sublime recompensa!  Y aun está en vigor, porque nuestro Salvador dijo:  “El que me ama será amado de mi Padre.  Y Yo le amaré y me manifestaré a él”.
Ser amado es un gran privilegio.  Y una forma de demostrar nuestro amor a nuestros semejantes es hacernos dignos del amor de ellos.  Luchar contra todas las cosas que impidan que los demás nos amen;  cosas como el orgullo, la envidia, el egoísmo, la descortesía y la deshonra.  Amando a todos con un amor puro y desinteresado. Como dijo el poeta: “Ama hasta que tu espíritu se convierta todo en luz, como una estrella”.  Trabajando por la felicidad de los otros.  Respetando la dignidad de todos, hasta  la de los caídos.  Y así respaldados con una vida amorosa, hablaremos a todos (aun sin palabras) del gran amor de Dios.
El pensador decía: “No permitáis que el corazón de quienes os acompañan en la vida se agoste por falta de bondad y simpatía de vuestra parte”.   Aprecia al que te acompaña en la vida, desde el fondo de tu corazón.  Ámalo y hazte amar.   Perfecciónate en el amor, quizás al principio no te parezca fácil, pero cuando puedas elevarte por encima de tus miserias humanas y pruebes la dulzura infinita de parecerte a Dios, entonces querrás vivir siempre así y comenzarás de veras a vivir la vida cristiana.

¬ Publicado por LF en El Rincón de los Libros

¿Pesa Mucho Tu Cruz?

20. enero 2010

4 Comentarios

para poesia

Me preguntaba mil veces, sin respuesta

Por qué mi cruz doblaba mis espaldas

Hablé con Dios, mirando las estrellas

Y sollozando dije: “¡Es muy pesada!”

 

Dios me hizo ver con toda Su paciencia

Cuánto y por qué equivocado estaba

Y poco a poco empecé a darme cuenta

De que mi cruz tornábase liviana.

 

Vi pasar miseria tan inmensa

Colgada en los harapos de una anciana

Vi a un joven muriendo de tristeza

Por una enfermedad que lo acosaba.

 

Una madre que con toda su entereza

A su hijito, con dolor, sepultaba.

Luego miré mis manos… vivas, bellas,

Sobre ellas una cruz se destacaba.

 

De pronto dijo Dios: “Di cuánto pesa”

Y yo le dije: “Señor… ¡no pesa nada!”

 

Autor desconocido

Resignación

7. enero 2010

8 Comentarios

15Fr
Por eso, Dios y Señor,
porque por amor me hieres,
porque con inmenso amor
pruebas con mayor dolor
a las almas que más quieres

Porque sufrir es curar
las llagas del corazón;
porque sé que me has de dar
consuelo y resignación
a medida del pesar;

por tu bondad y tu amor,
porque lo mandas y quieres,
porque es tuyo mi dolor…,
¡bendita sea, Señor,
la mano con que me hieres!

José María Pemán
(1898-1981)
 

No Se Dormirá el Que Te Guarda…

6. enero 2010

8 Comentarios

 Mi Logo ¡Pobres criaturas humanas, vivimos asediados de temores!  Tememos al tiempo, a las enfermedades, a la miseria, al dolor, a la muerte… y a veces a la vida misma.  Hay quienes temen al trueno, al relámpago, a las sombras, a los malos espíritus, y a un sin número de supersticiones.  Además no hay que ser supersticioso para tener temores, porque la crueldad que hay por donde quiera que miramos nos deja paralizados..

¿Qué hacer?  No podemos arrancarnos los temores como si fueran una mala hierba, porque es algo inherente a nosotros, pero ¿permitiremos que nos dominen?  ¿Dejaremos que esos temores nos controlen? ¡No!  Cuando sientas temor, recuerda:  “No se Dormirá el que te Guarda”.

Una madre y su hijita se preparaban una noche para acostarse.  La niña sentía miedo de la oscuridad y estaba atemorizada.  Cuando las luces se apagaron vio la luna por la ventana y le dijo a su madre:

-Mamá, quiero que me digas  ¿será la luna la luz de Dios?  La madre le contestó:

-Sí hijita.  La niñita volvió a preguntarle:

-Y ¿apagará Dios su luz para dormir?  Esta vez la madre puso la mano sobre su cabecita y le dijo:

-No hija mía, Dios nunca se queda dormido. 

Estas palabras despertaron la fe de su corazón infantil y dijo:

-Pues si Dios está despierto, no tengo miedo.

Canta este hermoso Salmo 121 y que tu alma, confiada en el que hizo los cielos y la tierra, repose como una criatura inocente, segura de que “El guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre”.

¬ Publicado por LF en El Rincón de los Libros

ORACION DE AÑO NUEVO

1. enero 2010

7 Comentarios

 

SEÑOR: para este día
de año nuevo te pido
antes que la alegría,
antes que el gozo claro y encendido,
antes que la azucena
y que las rosas,
una curiosidad ancha y serena,
un asombro pueril frente a las cosas… 
Quiero que ante el afán de mi mirada,
enamorada y pura,
todo tenga un misterio de alborada
que me deslumbre a fuerza de blancura. 
Quiero ser el espejo con que el río
convierte en gozo nuevo la ribera:
quiero asombrarme del estío
y enamorarme de la primavera. 
Señor y Padre mío:
dame el frescor de esta pradera llana,
riégame del rocío
de tu mejor mañana. 
Hazme nuevo, Señor,
y ante el cielo, y los campos y la flor,
haz que mi asombro desvelado diga:
Señor… ésta es la rosa, ésta es la espiga…
¡y esto que llevo dentro es el amor!

José María Pemán
(1898-1981)

Un Año Más Se Va…

31. diciembre 2009

7 Comentarios

Mi Logo Cuando llega esta fecha, casi todos decimos asombrados:  “¡Cómo pasa el tiempo!”  Pero la realidad es que somos nosotros los que pasamos.  Por eso alguien ha dicho que es gran sabiduría pensar cada día que ese podría ser el último y  tener muy presente que estamos aquí de paso, porque un día vamos a morir.  Esa es una forma sabia de vivir, porque así valoramos cada minuto, reconociendo que la vida es breve e incierta. 

Así cuando nos levantemos cada mañana agradeceremos el tener la oportunidad de escribir una página más en el libro de nuestra vida y trataremos de que sea cada vez más hermosa, sin borrones ni manchas.  Entenderemos que cada momento que le dediquemos a la ira, los celos, el egoísmo o la envidia, serán momentos lastimosamente desperdiciados. image

Mediremos la vida en buenas acciones y en sentimientos de amor y de bondad, más que en años o estaciones, porque nos importará más vivir bien que vivir mucho. Y esas buenas acciones no serán sólo para unos pocos, sino para todos, comenzando por los que están con nosotros, porque, como dijo un gran escritor, “es dudosa la caridad que extiende la mano para ayudar a los lejanos pobres”.

Esta noche, al despedir el año que se va, vamos a abrazar un poco más fuerte, por un poco más de tiempo a nuestros seres queridos; a los que están a nuestro lado.  Así agradeceremos a Dios por ellos, el mayor regalo, y no le pediremos nada, sólo quizás un día más, para ser mejores…

 

¬ Publicado por LF en El Rincón de los Libros

Página 5 de 12« Primera...34567...10...Última »