Señor, Toma Mis Panes y Mis Peces

13. diciembre 2009

mis panes y mis pecesUna historia de vísperas de nochebuena

Éramos muchos hermanos, ocho en total, mi papá trabajaba tiempo completo edificando iglesias.  Y aunque Dios siempre suplió nuestras necesidades básicas, éramos muy pobres, algo que no pasaba desapercibido para nuestras maestras de la escuela.

Se acercaba la nochebuena y la maestra de mi hermana anunció que todos los alumnos debían llevar algo para obsequiar la cena de nochebuena a la familia más pobre del pueblo.

Mi mamá, llena de compasión y alegre de poder ayudar a la familia más pobre, consiguió con mucha dificultad, un paquete de frijoles para que mi hermana lo donara.

Y llegó el día de llevar el presente.  Los muchachos, ordenados en una fila, salieron con la maestra al frente.  Mi hermana no podía dar crédito a sus ojos cuando vio que se encaminaron hacia nuestro hogar.  Al llegar, con mucho cariño la maestra le entregó varios paquetes grandes de comida a mi mamá para la cena de nochebuena.

No sé si aquella buena mujer era cristiana, pero si sé que había interpretado bien el espíritu de la Navidad.  Ella nunca supo que aunque era la víspera de la nochebuena, nosotros todavía no teníamos nada para la cena, pero Dios la usó como instrumento para ayudar a sus hijos.

Siglos atrás, cuando una gran multitud seguía al Maestro para escuchar su mensaje y estaban hambrientos, un niño ofreció al Señor sus panes y sus peces, eran pocos y todo lo que tenía, pero El buen Jesús los multiplicó para que comieran todos, y sobró.

Por eso yo hago esta petición: “Señor, toma mis panes y mis peces”, que nunca piense que son tan pocos que no puedan alcanzar; que tenga la fe para saber que Tú puedes multiplicarlos y saciar al alma hambrienta.  Que entienda que eres Tú quien has “llenado mi cesto”, con tu infinita bondad. Te pido con el poeta: “Aumenta mi caridad para seguir compartiendo.  Que llegue a todos tu pan, y una nueva humanidad viva feliz en tu reino”.

11 Comentarios en 'Señor, Toma Mis Panes y Mis Peces'

  1. Mercedes Dijo 13. diciembre 2009 : 1:03 PM:

    Que preciosa experiencia vivida, y que enseñanza tan grande!!!!
    esta me hace reflexionar mucho, en el amor inconmensurable de Dios para con todos sus hijos, mientras leía ese bello recuerdo tuyo , mis lágrimas caían, reconociendo el gran amor de Dios, y como nuestras acciones deben reflejar que conocemos de ese amor, yo también quiero hacer mía tu petición, Señor! toma mis panes y mis peces.

    Dios te siga usando para Su Honra y Gloria!!!!!!

  2. Merari Dijo 13. diciembre 2009 : 5:04 PM:

    Liccy no puedo detener el fluir de mis lágrimas ante tal recuerdo, yo nunca he podido olvidar esa acción tan linda de esa maestra con sus alumnos cuando llegaron a nuestra casa, a pesar de ser una niña me impresionó lo que hicieron por nosotros, yo me uno a ti para decir como el poeta «Aumenta mi caridad para seguir compartiendo. Que llegue a todos tu pan».
    Felicidades Liccy que anécdota tan hermosa, gracias
    Te quiero

  3. yullim Dijo 14. diciembre 2009 : 1:50 AM:

    QUE CLASE DE EXPERIENCIA MAS HERMOSA,
    ESTA MAS QUE LINDA
    que Dios te bendiga muchisimo,pues por medio de estas lineas he recibido una enorme leccion.
    FELICIDades !!!

  4. Deily Dijo 14. diciembre 2009 : 10:29 AM:

    Liccy esta historia esta tremenda! Como Dios suple la necesidad de sus hijos y nunca nos abandona. Le pido al buen Dios Que siempre haya ese sentir en nuestros corazones de ayudar al mas necesitado. te quiero

  5. Milca Dijo 14. diciembre 2009 : 4:03 PM:

    Liccita, como podrás imaginar me sucedió lo mismo que a Merari, no pude contener las lágrimas con esa belleza de recuerdos, que Dios nos ayude para que podamos hacer obras de amor tan bellas como esa y de esta manera demostrar que el amor de Dios está en nuestros corazones. Yo me uno a tu petición «Señor, toma mis panes y mis peces». Te quiero.

  6. Elizabeth o la lova Dijo 14. diciembre 2009 : 4:46 PM:

    Liccy que mensaje tan profundo Dios habla a nuestro corazon ,pero la oracion me llego al alma si miramos a nuestro alrededor encontraremos que muchos este ano no tendran que darles asus hijos en lo que otros tienen para botar que Dios nos ponga con quien compartir el pan FELIZ NAVIDAD Y QUE DIOS SIEMPRE SIGA EN NUESTROS CORAZONEZ la lova chao

  7. Liccy Dijo 14. diciembre 2009 : 5:16 PM:

    Gracias a todas mis amiguitas por sus comentarios tan cariñosos y por ese deseo de unirnos en un mismo sentir. Dios les bendiga abundantemente.
    Besos

  8. Grisel Dijo 14. diciembre 2009 : 8:46 PM:

    Liccy que belleza de escrito,muy conmovedor.Dios te bendiga.

  9. Suni Dijo 15. diciembre 2009 : 10:12 PM:

    Liccy, que recuerdo ! me hiciste vivir el momento y tuve que llorar, esa maestra era muy buena Dios la usó varias veces para ayudarnos. gracias por conpartir esos recuerdos tan hermosos que nos llenan el alma de amor y compasión.
    No puedo entrar casi al rincón lo siento mucho por eso es que ya no comento, pero cuando lo puedo hacer me alimento mucho con todos los escritos y las bellezas que hay aquí. Saludos y besos les quiero

  10. Milca Dijo 16. diciembre 2009 : 8:22 AM:

    Oye Sunita, hay que hacer un alto en la vida y sacar un tiempecito para compartir en el Rincón. Así que trata please. Te queremos.

  11. Judith Dijo 16. diciembre 2009 : 12:12 PM:

    Querida Liccy, gracias por compartir esta parte de la historia de la infancia de ustedes. ¡Tremendo testimonio y cómo el Señor se mostró cubriendo la necesidad de sus siervos fieles! Esos recuerdos del ayer…
    nos conmueven y tienen que por fuerza, hacernos sentir la necesidad de ser más fieles a un Dios tan maravilloso. Besitos

Enviar Comentario