De Nuestro Anecdotario…

10. julio 2009

superacion

Cuando mi hijo Dennis estaba en cuarto grado, la maestra le regaló una bolsita con un palillo de dientes, una liga, una curita, un lápiz, una goma de borrar, un chicle, un besito de chocolate y una bolsita de té.  Tenía también una nota que decía:

            -El palillo de dientes es para que recuerdes que debes extraer de la vida de los otros lo bueno.

            -La liga es para que recuerdes que debes ser flexible.  Las cosas no siempre saldrán como tú quisieras, pero aun así pueden salir bien.

            -La curita es para que recuerdes que debes tratar de sanar heridas, las tuyas propias o las de los otros.

            -El lápiz, para que recuerdes hacer una lista de las bendiciones de cada día.

            -La goma de borrar, para que recuerdes que todos cometemos errores alguna vez, pero que pueden borrarse con arrepentimiento y con buenas acciones.

            -El chicle para que recuerdes que cuando te pegas a algo con tenacidad, puedes lograrlo.

-El besito, para que recuerdes que todos necesitamos besos y abrazos todos los días.

            -La bolsita de té para que recuerdes que debes relajarte diariamente y reflexionar en las cosas positivas de tu vida.

            Cuando vemos algo así pensamos que son pequeñeces.  Qué son cosas para niños, pero la realidad es que de esas pequeñeces se forma la perfección.  Yo creo que él comprende mejor ahora estas cosas, -y quizás las necesita más- que cuando se las dieron.

            Recordemos la sabia recomendación: “Sed pues vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto”. Adueñémonos de ese espíritu de superación que nos dará la victoria.

1 Comentario en 'De Nuestro Anecdotario…'

  1. Merari Dijo 10. julio 2009 : 1:56 PM:

    Que lindura de anécdota
    Gracias por permitirnos disfrutarla
    Te quiero

Enviar Comentario