De Nuestro Anecdotario….

30. abril 2009

gracias-por-orar1            Un cardiólogo cristiano, el Dr. Randolph Byrd, quería demostrarle a sus colegas si la oración tenía un “notable impacto científico” en la sanidad.

            -Después de varios días en oración, tuve una idea –dijo- escogimos a 393 pacientes y los dividimos en dos grupos, por un período de diez meses.  Dimos los nombres de un grupo a varias denominaciones cristianas donde había grupos de oración, y nos aseguramos que oraban diariamente por ellos.  Por el otro grupo nadie oraba, ni siquiera sus familiares.

            -Hubo la siguiente diferencia en los pacientes por los que se oraba:  Les tenían que aplicar antibióticos cinco veces menos que a los otros.  Desarrollaban agua en los pulmones tres veces menos.  Ninguno necesitó oxígeno extra, y muy pocos murieron.

            Uno de los colegas del Dr. Randolph, exclamó:  “Creo que debíamos pensar seriamente en escribir en nuestras recetas:  “Ore tres veces al día”.

            Sabemos que siempre habrá escépticos, pero eso no prueba nada.  El poder de la oración es un hecho comprobado por los hijos de Dios.

1 Comentario en 'De Nuestro Anecdotario….'

  1. Merari Dijo 30. abril 2009 : 8:54 PM:

    Gracias Liccy,
    Por esta anécdota que nos recuerda la importancia de la oración aunque ya lo sabemos, pero necesitamos recordarlo
    Cariño

Enviar Comentario