De Nuestro Anecdotario….

26. abril 2009

money¿Cómo Usas Tu Tiempo?

         Una mujer soñó que un ángel le dio este mensaje: 

            -Como una recompensa por tus virtudes, la suma de mil cuatrocientos cuarenta dólares será depositada en tu cuenta bancaria cada mañana.  Al final de cada día, el balance que no haya sido usado será cancelado.  Y cada nueva mañana, otros mil cuatrocientos cuarenta dólares serán acreditados.

            El sueño fue tan real que ella le pidió a Dios que le mostrara su interpretación.  Dios le hizo entender que los mil cuatrocientos cuarenta eran los minutos que hay en las 24 horas que tiene el día.  Ella necesitaba entender lo importante que era el uso que diera a este depósito de tiempo.

            Cada uno de nosotros posee una cuenta similar, 1,440 minutos diarios.  Tratemos de  que al final de cada día podamos hallar que hemos empleado sabiamente ese tiempo de oro que nos ha otorgado Dios.

            Esos 1,440 minutos diarios es una dádiva de Dios para nosotros y lo que hagamos con ellos es nuestra dádiva a Dios.  El tiempo que se gasta sin servicio a Dios ni provecho del prójimo es un tiempo perdido.

3 Comentarios en 'De Nuestro Anecdotario….'

  1. Milca Dijo 27. abril 2009 : 10:42 AM:

    Buena pregunta Liccy, gracias porque estas cosas nos hacen reflexionar. Quiera Dios que nuestro tiempo sea bien empleado siermpre y especialmente lo usemos para dar el testimonio a otros de lo que Dios puede hacer en nuestras vidas. Te quiero.

  2. Judith Dijo 27. abril 2009 : 4:31 PM:

    ¡Qué interesante está esta anécdota! Es preocupante pensar que perder el tiempo es una señal de poca madurez espiritual, y que nos impide «crecer». Dios me permita ser más cuidadosa en esta parte. Gracias Liccy por traer un tema tan interesante al Rincón.

  3. Liccy Dijo 27. abril 2009 : 6:03 PM:

    Gracias amigas, ¡me encantan! sus comentarios. Qué manera de gustarme que aparezcan ahí y me digan cosas…
    Ojalá que los demás amigos que nos leen se animen a escribirnos una notica de vez en cuando. Sólo para que compartan con nosotros sus propias experiencias o sus ideas.
    Un abrazo

Enviar Comentario