De Nuestro Anecdotario…

18. abril 2009

Las pruebas

            A un herrero, después de muchos años de andar por los caminos de Dios en este mundo, alguien se le acercó y le hizo esta pregunta:

            -¿Por qué tiene usted tantas pruebas?  Le he venido observando.  Desde que usted se hizo miembro de la iglesia y comenzó a andar rectamente ha tenido pruebas dobles y más accidentes que antes.  Yo creía que cuando un hombre rinde su vida a Dios se acaban sus pruebas.  ¿No es esto lo que dice su pastor?

Con un rostro pensativo y alegre, el herrero contestó:

            -¿Ve usted este pedazo de acero?  Necesito hacer unos muelles.  Pero antes, el acero debe ser templado.  Para esto, lo pongo al rojo en la fragua y después lo enfrío en el agua.  Le doy el temple, lo caliento otra vez, lo golpeo sobre el yunque, lo doblo, lo amoldo hasta que consigo lo que quiero.  Muchas veces encuentro el acero demasiado quebradizo y no lo puedo usar.  En ese caso, lo tiro al desperdicio.  Aquellos pedazos ya no me sirven para nada.

            Hizo una pausa para que su interlocutor confirmara el hecho.  En seguida continuó el herrero:

            -Dios nos salva y tenemos el gozo de Cristo en nuestro corazón.  Pero El nos necesita para Su servicio lo mismo que yo necesito este pedazo de acero.  El nos da el temple que necesitamos por medio de las pruebas y las dificultades.  Es por eso que en mi oración le digo: 

            -Señor, pruébame en cualquier forma que quieras, pero no me arrojes al desperdicio.

2 Comentarios en 'De Nuestro Anecdotario…'

  1. Merari Dijo 18. abril 2009 : 10:26 PM:

    Liccy
    Gracias por poner esta anécdota tan sustanciosa.
    Esa es mi oración también que el Señor me pruebe pero que no me arroje al desperdicio.
    Te quiero

  2. Yugnelis Dijo 22. abril 2009 : 11:30 PM:

    Que terrible para el hombre caminar en los caminos de Dios y al final ser tirado al desperdicio, que El Senor tenga misericordia y nos permita reflexionar en nuestras vidas,Gracias Liccita,estas reflexiones son tan ,pero tan importantes y nos ayudan tanto!
    Un beso

Enviar Comentario