¿Puedes Alzar tu Vista a Dios?

16. abril 2009

Cuenta una anécdota que un individuo tenía intención de robar frutos en una huerta.  Había llevado con él a su hijita, la instaló sobre el muro y le recomendó que le advirtiera si venía alguien.  Después de un rato, levantando la cabeza él le preguntó:

            -Juanita, ¿no viene nadie?

            -¡Nadie, papá!

            -¿Miraste bien a ambos lados de la ruta?

            -¡Sí, papá

            -¿Y detrás de ti, en el campo?

            -Sí, pero…

            -¿Pero qué?

            -Hay un lugar al que no me atrevo a mirar.

            -¿Dónde?  ¡Te he dicho que miraras a todas partes!

            -Allá arriba, al cielo, papá; allí ¿no nos ve Dios?

El hombre quedó tan sorprendido que se detuvo, bajó a la niña del muro y regresó a su casa.

            A Dios no le podemos ocultar nada.  No importa todo lo que podamos ocultar a las miradas de los demás, nuestro Dios lo sabe todo, y cuando tenemos mala conciencia no podemos sostener Su mirada, ni alzar nuestra vista a Él.

            No permitas que algo de este mundo, por más valioso o necesario que te parezca, te impida alzar la vista a Dios. Necesitamos mirarlo para vivir a Su semejanza.  Él es nuestro ideal y contemplándole es como único podremos reflejar Su vida en la nuestra, despojándonos de todo lo que nos conduzca al mal.

            “Mirad a Mí y sed salvos todos los términos de la tierra”  Isaías 45:22

1 Comentario en '¿Puedes Alzar tu Vista a Dios?'

  1. Merari Dijo 16. abril 2009 : 11:47 PM:

    Liccy gracias,
    Qué hermosa anécdota y que enseñanza tan grande
    Dios nos permita siempre poder mirar arriba sin tener vergüenza
    Cariño

Enviar Comentario