De Nuestro Anecdotario…

5. abril 2009

Una rápida respuesta

Un pobre anciano necesitaba unas gafas y no podia comprarlas.  Entonces decidió pedirlas a Dios en oración.

         Yendo cierto día por la calle, al caer la tarde, chocó con un caballero que le dijo muy molesto:

         -¿Es que Usted no ve por donde camina?

         -Apenas, señor… y perdóneme.  Es que necesito unas gafas, pero no puedo comprarlas –contestó el anciano, como hablando consigo mismo.

         El caballero, tomándole por el brazo, le dijo:

         -¿De veras?  Pues ahora mismo acabo de oír la voz de Dios ordenándome que vayamos los dos a comprar unas.

        

 

1 Comentario en 'De Nuestro Anecdotario…'

  1. Merari Dijo 5. abril 2009 : 11:41 PM:

    Liccy
    ¡Que belleza!

Enviar Comentario