Todo por una Sonrisa

29. octubre 2008

Mis queridas,

Como sé que todavía esta página es algo así como semi-privada (porque son muy pocos los que conocen su existencia) me voy a atrever a hablarles con mucha familiaridad.

Aunque ninguna se ha dignado preguntarme por qué es que a las entradas de Liccy no le crecen las letricas (claro entiendo que han estado muy “arrinconadas”.  Por eso es que las entradas de Milca, de Judith, de Merari y de Dunia están tan grandotas)

Creéanme que me siento en la obligación de explicarles el por qué. 

Sucede que en la casa por más que corra del laundry a la cocina, de la cocina a los cuartos, de los cuartos a los baños y de los baños otra vez a la cocina… no hay manera de que pueda sacar unos minutos para entrar a nuestro amado rincón.  En el trabajo no tengo Internet.  ¿Qué hacer entonces? 

No podía contener los suspiros (sobre todo frente a mi esposo) ¿Para qué quería un rincón en la red si no podía entrar en él?  Al fin, después de unos larguísimos tres días, mi esposo que es bastante inteligente pensó de esta manera: “Es mejor gastarse unos centavos que acabar despedazado en un rincón de mujeres”.

Así es que puso fin a mis sufrimientos resolviendo el problema.  ¡Felicítenme, ya puedo entrar a la red en mi trabajo! 

Cuando al fin pude entrar quedé extasiada entre los tesoros y las perlas. Me deleité con la música y las poesías.  Me encanté con los consejos y las reflexiones.  Pero cuando llegué a las recetas me dí cuenta de una cosa, ¡todas se habían confabulado contra mí! 

Pues les explico:  Leí en alguna parte, no me acuerdo dónde (¡si pudiera recordar les pondría una demanda!) que si una se pasaba tres días a fruta, rejuvenecía, se sentía más fuerte, perdía las libras que tenía de más y aunque al principio sentiría un poco de hambre, después del primer día todo estaría bien. ¿Quién no se iba a sentir tentado a hacerlo?

Allá fui a comprar peras y manzanas.  Amigas, puedo probar perfectamente que nada era verdad. Pero lo que más me ha molestado es que en el rincón de nuestra amistad, que se suponia iba a ser “un remanso en la fatiga de las luchas de la vida” no hay una página en la que no encuentres una mesa bien preparada, un exquisito manjar, una cena detallada hasta en sus más mínimos detalles.  Un pavo asado que hasta se le veía el humito.  Panecillos recién horneados… rollos de aguacate y ¡hasta zanahorias! 

¿Se acuerdan de la mujer que se puso a dieta y tuvo alucinaciones. Que veía a un pollo danzando frente a ella y terminó de muy malas pulgas…?  Bueno, ya hubiera querido yo que fuera un pollo.  Yo puedo asegurar que frente a mí han bailado dos vacas, un toro y varios pescaditos. Además el pavo de la cena de Merari salió y provocó a mis tripas al punto de hacerlas chillar. ¡Qué manera de ser guanajo!

Las vacas y el toro hablaban algo de filete miñón, de falda para ropa vieja, hasta me preguntaron si quería las patas para hacerlas con garbanzos, y con una voz chillona me dijeron: “A que no sabes hacer el rabo como Milca”.  Los aguacates se atrevieron a brincar frente a mi. Y los panes… ¡para qué decir! Esto no ha sido fácil amigas, les he cogido una mala voluntad que me los tragaría vivos.  Un deseo horrible de empanizar a los pescados y meterlos en manteca caliente…

Para ponerle la tapa al pomo, hubo alguien que nos envió el cantico de la gallina Piruleta que dice:  “Tiene las patas de alambre porque pasa mucho hambre y la pobre está todita desplumada….”  ¡En mi vida habia oido una burla más horrible!”. 

 

Sepan que yo, a pesar de haber sufrido tanto, las perdono, recordando que “en el jardín del amor, el perdón es una flor natural”.  Estoy dispuesta a hacer engordar a mis letricas.  Y aunque todavía pienso que le echaron alguna magia a todas esas comidas (porque no me las puedo quitar de la cabeza) no crean que estoy loca como la gallina.  Sino que ha sido… Todo Por Una Sonrisa.

 

2 Comentarios en 'Todo por una Sonrisa'

  1. dD Dijo 30. octubre 2008 : 9:44 AM:

    Liccita!!!!!!!!
    Me he reido tanto, que todavía me duelen las tripas!
    Eres una escritora excelente, y tienes el humor por las nubes!!!
    Niña, que cosa tan fina y graciosa!!!!

  2. Judith Dijo 30. octubre 2008 : 6:07 PM:

    Querida tia Titi,
    De verdad que equivocaste tu carrera… Naciste para escritora y tienes una gracia especial para expresarte, que de verdad admiro.
    Leyendo tu entrada me estaba recordando de cuando éramos jovencitas que ustedes vivían en Hoboken y nos escribíamos, y como siempre tus cartas eran divertidas y llenas de expresiones comiquísimas que me movían a responderte lo más rápido posible para que tu próxima carta llegara lo más pronto que se pudiera. Bueno iba a decir que extraño esos días, pero no lo haré porque realmente esto es muchííííísimo mejor.

Enviar Comentario